El cáncer

Imprimir

cancer microscopioEl cáncer es una enfermedad causada por una mutación genética a nivel de las células, que deriva en un crecimiento incontrolado de las mismas y que se produce cuando fallan los mecanismos de defensa del cuerpo y el sistema inmunitario. Esta proliferación de células invade los tejidos circundantes e incluso alejados.

Las causas son multifactoriales, y en gran parte todavía desconocidas. Se ha demostrado pero el potencial mutagénico de una serie de factores tales como el humo del tabaco, ciertos alimentos, las radiaciones, las toxinas, los virus, la inflamación y los productos químicos. Se ha visto un aumento de la incidencia de cáncer en los perros y gatos en los últimos años, en gran parte se debe a que cada vez la esperanza de vida de las mascotas es más larga, gracias a la mayor cuidado por parte de los propietarios y los avances en medicina veterinaria y en nutrición. No se conoce exactamente la razón por la que las células de los animales geriátricos son más susceptibles a la transformación neoplásica. Probablemente se debe a una combinación de varios factores tales como el hecho de que las células han sido expuestas con mayor frecuencia a agentes carcinogénicos y que los mecanismos de reparación de daño a nivel genético están más deteriorats.A la hora de diagnosticar una neoplasia o cáncer en un animal geriátrico, el principal problema que podemos tener es que atribuimos los síntomas provocados por el tumor a la edad, y los consideramos "normales por los años". Por eso es muy importante hacer revisiones geriátricas periódicas que incluyan evaluaciones laboratoriales.

El cáncer puede afectar a cualquier parte o sistema del organismo, por lo tanto, se hace difícil comentar la sintomatología, ya que ésta puede ser muy variada, pero estos son algunos de los signos que pueden ser indicativos, aunque evidentemente no son signos exclusivos de enfermedad cancerosa:

  • Signos palpables: aumento de tamaño de los ganglios linfáticos, inflamaciones anómalas en cualquier parte del cuerpo, placas cutáneas con crecimiento descontrolado, masas en la cavidad oral, glándulas mamarias, testículos o zonas de vacunación y heridas que no cicatrizan.
  • Cambios fisiológicos: pérdida de peso, mucosas pálidas, mucosas amarillas (ictericia), distensión abdominal (aspecto "panzudo").-Cambios en la rutina habitual del animal: anorexia (no querer comer), menos energía o tolerancia el ejercicio, tos, ahogo, vómitos, estornudos o descarga nasal u ocular crónica, orina con sangre persistente o dolor al orinar, diarreas o sangre en las heces, cojera crónica o dolor articular al moverse, poliuria-polidipsia (beber y orinar más de lo habitual), episodios de pérdida de la conciencia, debilidad, incoordinación y alteraciones en el comportamiento.